“Ahora mujeres y hombres quieren tener unos glúteos enormes”

“Ahora mujeres y hombres quieren tener unos glúteos enormes”

Y en esto han influido las modas y los inmigrantes, sostiene el cirujano plástico Rodrigo Contreras. Por Loreto Flores Ruiz.

A la consulta del cirujano plástico Rodrigo Contreras, miembro de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, llegan diariamente pacientes que quieren cambiar su aspecto físico porque hay algo que no les gusta o que quieren mejorar. Entre lo más requerido está la operación de las orejas, la nariz, las mamas (ya sea para disminuir o aumentar) y en el último año, la cirugía de glúteos.

—¿Qué es lo que más están solicitando los adolescentes en la consulta?

—Hay niñitas que vienen a operarse la nariz, los niños las orejas cuando son de paila. Las más jóvenes vienen cuando están empezando la pubertad, a los 12 o 13 años, vienen a preguntar si es el momento para hacer algo así. Uno tiene que evaluar en qué condiciones está el paciente, lo más importante es el crecimiento. Por ejemplo un niño que viene con las orejas de paila, grandes, se puede operar desde los 8 años, porque lo molestan harto y eso va afectando su autoestima. En la nariz, uno no puede operar a personas muy jóvenes, porque el crecimiento de la cabeza sigue hasta los 25 años. Entonces depende mucho del desarrollo de cada chico. También hay que evaluar la parte sicológica, si el paciente es apto para operarse, porque está tomando una decisión bien potente para el futuro. En la reducción mamaria por ejemplo, tiene que aceptar cicatrices en los pechos que van a ser para toda la vida.

—¿Qué rol juegan los padre en estas decisiones?

—Es bien importante juntarse con los papás, conversarlo y ponerles un poco de dificultades para que lo piensen, conocer a los papás, porque hay veces que los padres son los que los traen y a los niños estos temas les dan lo mismo. Hay pacientes que vienen con las orejas grandes, pero a él le da lo mismo y vienen los papás porque a ellos les importa. Por lo tanto, en la entrevista es muy importante la madurez física, sicológica y la estabilidad social en su familia, la capacidad de comprensión que tenga de lo que se está haciendo. Y si no cumple con esos requisitos, simplemente no se opera.

—Según la edad, ¿cuáles son las cirugías más recurrentes?

—Niños y jóvenes son las orejas. Al inicio de la pubertad, la nariz, a veces también liposucción si es que la niñita es muy gordita. Reducción mamaria también es muy frecuente o aumentar las pechugas, pero esto es más cerca de la edad de ir a la universidad. En las mujeres mayores de 40 años están las cirugías reparativas, no reconstructivas, terminaron de tener niños y quieren operarse las pechugas y la grasa abdominal, también empiezan a aparecer las arrugas, patas de gallo.

—La reducción mamaria, ¿desde qué edad es recomendable?

—Puede ser desde los 16 o 17 años, pero a veces llegan pacientes que uno ha operado a los 13 años porque el problema ya es tremendo, de repente esto puede ser discutible, pero hay que darle una solución, porque si ella y la familia entienden y si de verdad está complicada con esto.

—En estas cirugías, ¿cuánto influyen los medios, los íconos de moda?

—Siempre la tendencia de moda va afectando las decisiones de la gente. Las flacas, como las modelos, van afectando, aparece una que tiene unas grandes pechugas, la gente va siguiendo a las modelos. Un ejemplo son las Kardashian, ahora todo el mundo quiere tener unos glúteos enormes. La inmigración, también afecta, de Colombia y Ecuador, con mujeres de pechugas y glúteos grandes, entonces las chilenas han empezado a querer más glúteos y pechugas grandes. El medio afecta un montón.

—¿Ahora el boom son las cirugías de glúteo?

—En adolescentes no es tan frecuente, pero en mujeres jóvenes sí, de todas maneras.

—¿Ese crecimiento ha sido explosivo?

—Es muy interesante, porque hace 10 años, poner un implante de glúteos era algo raro, casi invitábamos a todos los colegas a que vinieran a mirar la operación, pero ahora es pan de cada día. El año antepasado habré puesto 10 y el año pasado unos 20 a 25, se multiplicó esto en un año. Y en pacientes de sexo masculino también. Es increíble, se vienen a hacer bíceps, músculos.

—¿Y cómo es una cirugía de glúteo?

—Se puede poner grasa en la zona, hacer una lipo y esa misma grasa de tu cuerpo ponerla ahí y también se pueden usar implantes de glúteo, que son implantes de silicona que van puestos entre los músculos del glúteo. Es una cirugía con anestesia general, al menos así me gusta a mí. Tiene los riesgos de cualquier cirugía, no son tremendos, y los problemas de los implantes, contracturas, infecciones, pero son incluso menos que los mamarios.
Recuadro :
Hace 10 años, poner un implante de glúteos era algo raro… pero ahora es pan de cada día”.

Fuente: http://impresa.lasegunda.com/2017/05/08/A/fullpage#slider-11